‘La brecha salarial de Leroy Merlin es apenas inexistente, del 0,9%’

Para Leroy Merlin la diversidad y la paridad son temas clave, y, por eso, la empresa ha llevado a cabo una exhaustiva auditoría de la mano de AON para analizar la adecuación de su sistema retributivo al principio de igualdad. Las conclusiones no podrían ser mejores: su brecha salarial se sitúa en el 0,9% y su plantilla es prácticamente paritaria.

Entrevistamos a Eloy del Moral, Director de RRHH de Leroy Merlin; a Arantxa Odriozola, Manager de Reward & Performance de AON; y Jorge Herraiz, Director Reward & Performance Iberia de AON

Eloy del Moral - Leroy Merlin - Arantxa Odriozola - Jorge Herraiz - AON¿Cómo surgió la inquietud por llevar a cabo este análisis de la brecha salarial en Leroy Merlin?

Eloy del Moral: Desde hace dos años y medio, la compañía se ha marcado un nuevo propósito que se recoge en dos mensajes: “Cambiar el mundo está en tus manos” y “Despertar en cada persona la motivación para crear entornos donde vivir mejor”. Queremos generar un impacto positivo en la sociedad para devolverle una parte de lo que recibimos de ella. Como aterrizaje de dicho propósito, la diversidad y la paridad en las oportunidades de desarrollo profesional que ofrecemos son absolutamente claves. Si queremos ser coherentes y consistentes con este propósito, era absolutamente necesario asegurarnos de la adecuación de nuestro sistema retributivo al principio de igualdad en función del puesto.

¿Por qué decidieron realizarlo a través de un consultor externo?

EM: Dada la repercusión y la importancia estratégica de este análisis, necesitábamos contar con una visión de un partner externo, imparcial, sin sesgos ni posibles manipulaciones. Pero hay que destacar también la labor del equipo de la Dirección de Gestión de RRHH, que ha provisto toda la información de manera estructurada, conforme a las necesidades trasladadas por AON, y ha tenido una disponibilidad excelente para facilitar que los consultores profundizasen aún más en el conocimiento de la empresa que necesitaban para llevar a cabo el análisis.

¿En qué fecha se realizó el estudio y qué datos han incluido?

Arantxa Odriozola: Empezamos a hacer la auditoría retributiva durante el confinamiento, en mayo. Concretamente, hemos analizado los datos de 2019 de toda la plantilla de Leroy Merlin en España, que asciende a cerca de 14.000 empleados. Y lo hemos hecho desde dos perspectivas: la primera analizando el ‘gender gap’, es decir, el ratio de hombres y mujeres para cada demográfico (departamentos, áreas, geografías, etc.), y después la brecha salarial en cada uno de estos colectivos.

En este proyecto hemos manejado una cantidad ingente de información y de datos, no sólo de la retribución sino de otros muchos factores: el salario fijo (incluyendo salario base y todos los complementos), la retribución variable, tipos de contratos, niveles de estudios de los empleados, tipos de bajas, motivos de los ceses, datos históricos de la empresa etc.

En un proyecto de este tipo hay que conocer bien la empresa que se analiza para entender las posibles causas subyacentes de las brechas que pueda haber, porque a lo mejor no son muy evidentes a priori. A partir de ahí, se puede trabajar sobre ellas de forma efectiva. Hemos hecho comparativas por empresa, por departamentos, centros de trabajo, localidades, tipos de tiendas, edad, generación, antigüedad, origen del empleado, etc. para ver si alguno de estos criterios podían impactar en las diferencias salariales por género.

(La entrevista completa se puede leer en el número 3 de la revista Factor Humano)