Mango crea su nuevo campus corporativo con una inversión de 42 millones de euros

Mango está inmersa en la creación de un nuevo campus corporativo en sus instalaciones de Palau-solità i Plegamans (Barcelona), que fomentará una nueva forma de trabajar dentro de la organización y promoverá el bienestar de todos los empleados. 

Campus Mango La mitad de dicho desembolso ya se ha ejecutado con la renovación de algunos de los edificios ubicados en la sede de la compañía. El resto de la inversión se destinará a la construcción de un nuevo espacio de oficinas de 20.000 m2. Mango tiene previsto iniciar las obras de este nuevo espacio a finales de 2021, con el fin de que el Campus Mango esté plenamente operativo en 2024.

El Campus contará con una superficie total de 93.400 m2, 61.000 m2 de los cuales estarán destinados a oficinas. Está concebido como un centro de I+D+I que maximice el desarrollo profesional de todos los empleados de Mango y que, además, garantice la flexibilidad necesaria para afrontar las cambiantes necesidades futuras de la compañía.

Para Toni Ruiz, Consejero Delegado de Mango, “el nuevo Campus Mango debe ser un motor de cambio para la organización. Queremos promover un nuevo modelo de trabajo que permita a todos nuestros colaboradores trabajar de acuerdo con la estrategia de customer centricity, que debe regir todas nuestras decisiones e iniciativas. Estamos apostando por construir una cultura de empresa empoderando a nuestros colaboradores para que lideren las iniciativas que van a convertirse en las principales palancas de cambio de la compañía”.

Atracción de talento 

El Campus Mango servirá de pasarela para atraer el talento tanto nacional como internacional y potenciarlo mediante las herramientas óptimas que necesiten los profesionales para realizar su trabajo, tanto a través del diseño de los espacios como de la dotación de las últimas tecnologías.

Con este proyecto, Mango pretende crear un ecosistema de referencia e ir un paso más allá en la manera de trabajar. El Campus Mango quiere generar una nueva forma de colaborar, conectar, aprender e innovar dentro de la organización. Los espacios flexibles, abiertos e inclusivos estarán ideados para impulsar la colaboración y la creación de comunidad, a la par que para promover el bienestar de todos los empleados con una cultura integrada y única. Se construirá un entorno en el que convivan lo digital y analógico y que, a la vez, inspire a todos los colaboradores para potenciar la creatividad.

“El nuevo Campus Mango debe ser la plataforma de referencia para el desarrollo de la nueva moda, inspirada en el talento y la innovación. Un espacio en el que el diseño, la formación y la sostenibilidad se abran camino en un entorno phygital donde las personas y nuestros clientes sean el centro. En definitiva, se trata de una nueva manera de trabajar que está impregnada por nuestros valores de marca y la cultura de una empresa como Mango, con un marcado espíritu mediterráneo”, añade Toni Ruiz.

Siguiendo con la apuesta de Mango por la sostenibilidad como uno de sus ejes estratégicos, los criterios de construcción de las nuevas oficinas incluyen medidas para mejorar la eficiencia en el consumo energético a través del aprovechamiento de la luz solar o la iluminación de bajo consumo. También prevé la producción de energía fotovoltaica, el uso de sistemas de monitorización de consumos y la instalación de puntos de carga eléctrica para los vehículos de sus colaboradores.