El 99% de las compañías «Great Place to Work» tiene implantado el teletrabajo

Great Place to Work teletrabajo

Según el Manifiesto “Covid-19: Las Mejores Prácticas en la Gestión de Personas”, publicado por la consultora Great Place To Work®, el 99% de las empresas encuestadas tienen implantadas medidas de teletrabajo estos días y el 70% admite que entre el 75 y el 100% de la plantilla tiene acceso a él.

Los empleados no solo cuentan con recursos técnicos, como ordenadores y equipos portátiles, para hacer su trabajo, sino que también tienen las suficientes competencias digitales para asumir sus tareas sin que estar fuera de la oficina interfiera en su labor. Además, entran en juego otros factores, como tener claros los objetivos de la compañía, estar organizados y contar con una planificación definida, compartir los valores corporativos y la confianza de sus superiores. Así, el Manifiesto revela que el 63% de los managers admite tener confianza total en el trabajo de sus equipos a distancia.

Fomentar la motivación de los empleados en esta situación de incertidumbre es también un reto que las empresas deben asumir. Especialmente importante es la comunicación y la transparencia, a través de las redes sociales, las aplicaciones internas o reuniones diarias de los equipos. Tener informado al equipo, con información contrastada y veraz, de la situación actual, así como del curso del negocio es una piedra angular en la generación de confianza.

La cercanía que los empleados sienten en su día a día en la oficina no debe perderse por estar en casa, por lo que muchas están implementando prácticas consistentes en actividades lúdicas como enseñar sus espacios de trabajo, presentar a sus mascotas, hacer concursos de fotos o compartir clases de yoga virtuales.

Cafés virtuales, plataformas de atención telemática, vídeos de reconocimiento, concurso de ideas, formación en inteligencia emocional, etc. son algunas de las prácticas puestas en marcha por los Best Workplaces y Empresas certificadas por Great Place to Work®.

Más allá del ocio, el apoyo emocional de los empleados es crítico. Algunas empresas están poniendo en marcha asesorías médicas y psicológicas a disposición de los trabajadores, así como teléfonos de apoyo o continuos mensajes para llamar a la calma. Aquellos que pueden, también continúan con la formación de los empleados a través de cursos online o pautas de liderazgo en remoto.

Si quieres leer el Manifiesto completo, puedes hacerlo aquí.