La contratación en los departamentos de RRHH ha aumentado hasta un 15% en dos años

La crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia de Covid-19 ha modificado los roles de los departamentos de RRHH, que han tenido que reinventarse y adaptar sus plantillas, objetivos y procedimientos a la nueva situación.

Manpower recurso directivos rrhhSegún el estudio “Skills Revolution Reboot” de ManpowerGroup -en el que participaron 26.130 empresas de todo el mundo-, desde el año 2018 hasta el 2020 la función de RRHH se ha convertido en una de las prioridades para las organizaciones. Empresas que antes desestimaban cualquier opción de ampliar el número de profesionales en el área de Talento han impulsado la contratación en este departamento hasta un 15% en los últimos dos años.

Este crecimiento se debe, en gran medida, a la transformación digital que las empresas han debido impulsar por el impacto del Covid-19 y la necesaria adaptación a modelos de trabajo en remoto. Así, sólo las compañías que han encontrado un equilibrio entre la incorporación de la tecnología a los diferentes procesos y la gestión del Talento han podido garantizar su sostenibilidad y mantener, o incluso incrementar, sus equipos.

La pandemia de Covid-19 también ha modificado las competencias requeridas para los distintos perfiles. Las empresas exigen cada vez más competencias transversales en los profesionales, como: comunicación, gestión de tiempo, capacidad de adaptación, proactividad o empatía. Este reciente estudio de ManpowerGroup recoge que sólo el 30% de las organizaciones invierte en el desarrollo de estas competencias clave para sus equipos, y esto supone un nuevo reto para el área de Talento.

Otro de los factores que destaca este estudio es la clara tendencia detectada en los departamentos de RRHH en esta “nueva realidad” por priorizar a las personas frente a los profesionales. De hecho, el 63% de los responsables de Talento creen que preservar la salud y el bienestar de los profesionales es la mayor prioridad de sus organizaciones desde 2021. Este dato está muy por encima de otras prioridades que años atrás sí sobresalían como importantes, tales como la creación de nuevos modelos de trabajo (37%) o la mejora de las competencias, aprendizaje o desarrollo (30%), entre otras.

Este escenario refleja que la pandemia ha otorgado a los equipos de gestión de Talento nuevos roles y posiciones aún más estratégicas que las que tenían antes, llegando a influir en las decisiones adoptadas por las empresas en esta etapa tan compleja y cambiante.