La mitad de los empleados jóvenes afirma que la pandemia ha mejorado el equilibro entre el trabajo y la vida personal

Las generaciones más jóvenes y las de mayor experiencia no coinciden sobre el impacto que el teletrabajo ha tenido en sus vidas. Más de la mitad de los trabajadores de 20 a 29 años aseguran que su equilibrio entre el trabajo y la vida personal es mejor ahora que antes de la pandemia, mientras que sólo una cuarta parte de los Baby boomers opina lo mismo.

Familia Niños teletrabajo recursoSon conclusiones del 19º estudio anual de MetLife sobre las tendencias de beneficios de los empleados en EEUU -’19º MetLife Employee Benefit Trends Study 2021′, que pone de manifiesto que el 51% de los trabajadores de 20 a 29 años -incluidos los jóvenes de la Generación Z y los Millennials- piensan que su equilibrio entre el trabajo y la vida personal es mejor ahora que antes de la pandemia. Por su parte, sólo una cuarta parte de los Baby boomers opina lo mismo.

Si bien los empleados de todas las generaciones sienten que su bienestar integral, que incluye salud física, mental, social y financiera, ha disminuido, los Baby boomers están experimentando los impactos negativos del trabajo en remoto con más fuerza. Según la investigación de MetLife, los boomers afirman que los problemas de establecimiento de límites (33%) y la disminución de la socialización (42%) son la razón por la que ahora están más descontentos con su situación laboral. Por el contrario, los trabajadores más jóvenes dicen que la capacidad de pasar tiempo con su familia (40%) y trabajar en una mejor ubicación (30%) son los motivos por los que su conciliación laboral ha mejorado.

Fomentar una cultura de bienestar entre generaciones

Comprender las diferentes necesidades y valores de los empleados de las diferentes generaciones será crucial para las organizaciones a la hora de abordar el bienestar entre la plantilla. Por ejemplo, el estudio ha identificado que los trabajadores más jóvenes prefieren la flexibilidad en el lugar de trabajo a un salario más alto, mientras que los Baby boomers son más propensos a decir que echan de menos las interacciones en persona con sus compañeros.

La investigación también encuentra una fuerte conexión entre el tiempo libre y la mejora del bienestar de los empleados. Para hacer frente a sus preocupaciones por el bienestar, el 36% de los trabajadores que están en la franja de los 20 años señalan que se tomaron más días de baja -principalmente por enfermedad física y mental-, mientras que sólo el 8% de los Baby boomers afirmaron lo mismo, y la mayoría citó las restricciones de viajes y la gran carga de trabajo como razones principales para no disfrutar de tiempo libre.

Los beneficios deben contemplar necesidades variadas

Joven Ordenador RecursoOfrecer beneficios que aúnen complementar y adaptarse a las etapas de la vida y las necesidades personales de los empleados, así como tener en cuenta su salud física, mental, social y financiera, es fundamental. De hecho, los empleados que declaran que su compañía les ofrece un paquete de beneficios que satisface sus necesidades son un 43% más propensos a sentir resiliencia, como, por ejemplo, siendo capaces de adaptarse y recuperarse en medio de la adversidad. Esto es particularmente importante para las empresas, ya que los empleados con más resiliencia son más productivos (96%), comprometidos (91%) e íntegros (68%), entre otros beneficios, en comparación con el promedio nacional.

El estrés y los desafíos del último año han tenido un impacto diferente en los diferentes segmentos de edad entre los empleados, que ahora priorizan cada vez más los beneficios que apoyan su bienestar. Los más jóvenes muestran una mayor preocupación en las diferentes áreas frente a los de edad más avanzada. La salud mental es lo que más importa (para el 75% de los más jóvenes frente al 34% de los Baby boomers); seguido de la salud financiera (elegida por el 69% de los jóvenes frente al 37% de los más mayores); y la salud física (64% de los jóvenes versus 38% de los Baby boomers).