Mercadona creó 5.000 nuevos puestos de trabajo en 2020 y creará otros 1.600 este año

Mercadona, cadena de supermercados físicos y de venta online, creó 5.000 nuevos puestos de trabajo en el pasado ejercicio 2020, una media de 16 al día, para finalizar el pasado año con una plantilla de 95.000 personas con contrato fijo.

Juan Roig Presidente Mercadona
Juan Roig – Presidente Mercadona

Durante el pasado 2020, la compañía creó 5.000 puestos de trabajo estables y de calidad, 4.200 en España y 800 en Portugal, hasta finalizar con una plantilla de 95.000 personas, 93.300 en España y 1.700 en Portugal. Para el presente 2021, la compañía tiene previsto crear más de 1.600 puestos de trabajo entre España y Portugal.

Además, con el objetivo de seguir impulsando con hechos iniciativas pioneras en materia de calidad laboral y conciliación, Mercadona ha seguido avanzando con la implantación de una nueva jornada laboral de cinco días para el personal de sus supermercados. Esta medida, conocida internamente como Jornada 5+2 permite al personal de tiendas descansar dos días completos a la semana, y disfrutar también de ocho fines de semana largos (sábado, domingo y lunes) al año.

En este sentido, la compañía ha dado un paso más para avanzar en materia de conciliación, y todas las empleadas y empleados de tienda cuentan con un calendario anual con todos sus días libres planificados, una herramienta innovadora dentro del sector de la distribución.

En cuanto a su red de tiendas, Mercadona ha finalizado el año con 1.641 supermercados, tras abrir 70 centros, 10 de ellos en Portugal, y cerrar 65 tiendas que no se ajustaban a su nuevo modelo más eficiente y sostenible. Igualmente, ha mantenido el proceso de renovación de su red de supermercados y ha finalizado el año con 1.000 supermercados adaptados al Nuevo Modelo de Tienda Eficiente (Tienda 8), tras reformar 152 tiendas.

Gestión del Covid-19

Para hacer frente a la situación derivada del Estado de Alarma iniciado el 14 de marzo de 2020, Mercadona adaptó en 36 horas sus más de 1.600 supermercados y el resto de las instalaciones logísticas, Colmenas (almacenes exclusivos para la venta online) y oficinas, con dos objetivos principales: proteger la salud y la seguridad de los “Jefes” (que es como internamente llama a los clientes) y de los 95.000 trabajadores, y garantizar el suministro, tras formar parte de un sector, el de la distribución, que se declaró servicio esencial.

La compañía ha implantado más de 100 iniciativas, con un coste de 200 millones de euros, para hacer efectivo este compromiso. Para garantizar la salud y la seguridad ha facilitado elementos de higiene y prevención, como gel desinfectante, papel y guantes, e incrementado los procesos de desinfección y limpieza. Además de proporcionar a las trabajadoras y los trabajadores mascarillas y gafas protectoras, e instalar en las cajas mamparas de protección de metacrilato. También decidió paralizar servicios como la telecompra, pedidos online preparados y servidos desde las tiendas, Listo para Comer, el jamón al corte o el zumo de naranja recién exprimido; y rediseñó algunos negocios, entre los que se encuentra el horno. Entre los meses de agosto y octubre, estos servicios se fueron reactivando progresivamente, una vez las condiciones de salud y seguridad para los clientes, trabajadoras y trabajadores lo ha permitido.

Igualmente, y con el objetivo de que la plantilla se sienta sanitariamente segura, desde los departamentos de RRHH e informática ha desarrollado un servicio adicional telefónico llamado 3C (Call Center COVID), que ha dado información 24 horas a las trabajadoras ante cualquier duda sobre la enfermedad.

Gracias a la implicación de la plantilla, la compañía ha podido superar desde el inicio de la pandemia los diferentes escenarios a los que se ha enfrentado. Por ello, en el mes de abril de 2020, y para reconocer el esfuerzo extraordinario que las 95.000 personas que componen la plantilla estaban realizando para satisfacer a los clientes, se repartió una prima extraordinaria de 43 millones de euros.