Reportaje Retribución fija y variable en tiempos del Covid: flexibilidad y agilidad

Ante la actual situación de pandemia, muchas empresas se han visto obligadas a tomar medidas para reducir sus costes salariales con el fin de sobrevivir (ERTES, supresión de los bonus, etc.), pero esto conlleva unos riesgos, por ejemplo, la fuga de talento y la reducción del compromiso de los empleados. ¿Cómo podemos luchar contra esto? ¿Cuáles serán los efectos del Covid en los sistemas de retribución fija y variable? ¿Cómo podemos adaptarlos a la nueva situación?

Ilustracion Reportaje Remuneración Fija y Variable

Actualmente, la retribución variable sigue representando en España una pequeña proporción respecto a la fija. Según datos de la consultora AON, de entre un 5% y un 15% para posiciones no directivas. No obstante, la mayoría de las empresas y expertos apuntan que, en los próximos años, “la retribución variable vinculada a unos objetivos alineados con la empresa” va a ganar peso frente a la retribución fija, como afirma Enrique Pastor, Director Corporativo de Retribución y Organización de Codere.

Una opinión en la que coinciden Olga Cecilia, Partner de EY, y Manuel López, Senior de dicha consultora: “La transición a modelos organizativos ágiles, donde lo que se prima es la consecución de resultados en proyectos; el aumento de la responsabilidad individual asociada al trabajo a distancia; y la generalización de sistemas de retribución por objetivos para más niveles de la organización hacen que el variable pueda pasar a tener un mayor peso específico en la retribución total”.

Eso no impide que la remuneración fija vaya a seguir siendo la parte fundamental del salario de la mayoría de empleados y que tenga que seguir siendo competitiva de forma aislada, como asegura Jorge Herraiz, Director de Reward & Performance de AON: “Si hablamos de posiciones no directivas y de alta cualificación, la retribución fija seguirá siendo la mejor manera de atraer nuevos empleados a nuestra organización, porque determina claramente el nivel de vida del empleado”. Según Josep Capell, CEO de Ceinsa, “una parte muy importante de la población dispone de salarios muy ajustados para su vida diaria. La retribución fija debe dar seguridad y, para ello, debe ser el factor más importante del modelo”.

Retribución fija

1. Medidas frente al Covid-19: ERTES, congelaciones salariales y reducciones de jornada (…..)

2. Tendencias de futuro: flexibilidad en el pago y compensación por proyectos (….)

Retribución variable

1. Medidas ante la pandemia: eliminación/ reducción de los bonus, adaptación de los objetivos (…..)

2. Tendencias de futuro: modelos más ágiles y flexibles, y objetivos a corto plazo (…..)

 

(El reportaje completo se puede leer en el número 3 de la revista Factor Humano)