Seis de cada diez profesionales de RRHH identifican los comportamientos sexistas, pero los minimizan

El 62% de los profesionales de RRHH identifican el llamado sexismo benevolente en el trabajo, es decir, los comportamientos sexistas, aunque lo minimizan, según un estudio de Meandyoutoo y PrideCom.

mujer hombre oficina acoso sexual Meandyoutoo, compañía experta en inclusión, y PrideCom, consultora especializada en People Engagement y Comunicación Interna, han lanzado un pulse check para analizar la situación actual sobre la discriminación de género y el acoso en las compañías nacionales, con el apoyo de la Cámara de Comercio Franco Española y la Cámara de Comercio Francesa de Barcelona.

El pulse check recoge un diagnóstico detallado de los estereotipos existentes en el trabajo, así como situaciones en las que se dan casos de sexismo benevolente, hostil e incluso acoso sexual.

En lo que se refiere a los profesionales de RRHH, el 62% identifican el llamado sexismo benevolente, los comportamientos sexistas en el trabajo, aunque lo minimizan; mientras que otro 32% lo identifica y rectifica, es decir, actúa; y el 3% lo banaliza. Éste es uno de los apartados en el que el pulse check indaga en profundidad y en el que se introduce el concepto «El testigo pasivo», aquella persona que en el ámbito del trabajo reconoce como negativos estos momentos, pero apela a la defensa individual.

En cuanto al sexismo hostil, el 95% de estos profesionales lo identifica y está atento a las consecuencias, pero tres de cada 10 considera que la persona agredida debe defenderse sola.

En lo que se refiere al acoso sexual, el 70% de las personas con rol de RRHH hace una buena identificación de la situación, pero un 29% tiende a minimizar las situaciones aunque las identifique.

Por otra parte, el 41% de los profesionales de RRHH encuestados afirma no haber recibido nunca formación en materia de igualdad y discriminación de género.

El 70% de los empleados identifican el sexismo benevolente

sexismo cartel mujerAl margen de los departamentos de RRHH, el 64% de las mujeres encuestadas en el informe y el 75% de los hombres identifican el comportamiento sexista en el trabajo, aunque no le otorgan demasiada importancia y deciden no intervenir. De hecho, sólo 3 de cada 10 encuestados tomarían partido en defensa de la persona ofendida.

No reforzar este rol indiferente de «El testigo pasivo» está en manos de las propias personas (por ejemplo, sólo 3 de cada 10 mujeres considera que, si una situación te incomoda, hay que decirlo), pero también juegan un papel clave los mánager y la dirección de la empresa. Concienciar sobre la importancia de no minimizar estas situaciones es el primer paso para que las compañías trabajen en la prevención de estas actitudes.

Un dato alentador es que cerca del 80% de las personas entrevistadas indican que sus líderes están comprometidos con las políticas de igualdad, aunque esta percepción cambia cuando no se es objeto de la desigualdad. Por ejemplo, cerca del 30% de las mujeres piensa que no hay equidad en la promoción para puestos de responsabilidad frente al 10% de los hombres que tiene esa opinión.

Una de las preguntas del cuestionario hacía referencia a una relación sexual entre un responsable de equipo y una becaria que había bebido en un afterwork. A la respuesta de si lo consideraban agresión sexual, 2 de cada 10 respuestas consideran que no lo era. Y del total de personas que sí identifican el sexismo hostil (67%), un 85% de ese total tampoco lo manifestaría como tal.

Esta situación pone de manifiesto la delgada línea roja que todavía existe en la detección del acoso cuando se trata de una relación de trabajo con presión jerárquica. Todavía tenemos la percepción de que ligar en la oficina (incluso habiendo dependencia de puestos), a priori, no se considera acoso.

 

Gracias por suscribirse a nuestra NewsLetter

Comprueba tu bandeja de entrada* para confirmar la suscripción a la Newsletter de Factor Humano.

*No olvides revisar tu carpeta de correo no deseado o SPAM.