Sodexo ha decidido digitalizar Formación Pass, que funcionará mediante un cheque virtual

Sodexo Beneficios e Incentivos ha decidido digitalizar Formación Pass, un servicio, exento totalmente de IRPF, por el que las empresas pueden ofrecer a sus trabajadores una herramienta que facilita el acceso y el pago a un amplio catálogo de cursos. Mediante el uso de un cheque virtual, permite adquirir y consolidar las competencias y conocimientos de los profesionales.

Formación Pass SodexoSegún el estudio ‘Retos de las empresas españolas en la era Covid-19’, elaborado por Sodexo Beneficios e Incentivos, el 58% de las empresas valora instaurar la formación online como consecuencia de la crisis sanitaria, mientras que el 52% considera que va a ser uno de los beneficios más demandados entre los profesionales. Además, el Foro Económico Mundial afirma que, para 2022, el 54% de los trabajadores a nivel internacional necesitará actualizar sus habilidades.

Ante esta realidad, Sodexo ha decidido digitalizar Formación Pass, un cheque formación que, por su exención fiscal, permite al trabajador ahorrar, al menos, un 25% del importe total del curso a realizar. Este servicio puede gestionarse cómodamente gracias a su formato virtual. La formación ha de ser solicitada previamente por el empleado y, una vez autorizada por la empresa, el profesional recibirá en su correo electrónico su cheque Formación Pass, el cual ha de enviar al centro afiliado solicitado para realizar los trámites oportunos y efectuar el pago del curso. Por su parte, la empresa queda libre de cualquier trámite.

Esta transformación también responde a razones medioambientales. La aplicación de este sistema reduce el consumo de papel, tanto el de impresión de los cheques físicos como de material, debido a un amplio catálogo de cursos online.

Ventajas

Formación Pass facilita a las compañías potenciar el talento interno al permitir personalizar el plan formativo en base a las necesidades y los intereses de cada empleado, lo que supone una inversión en capacidades futuras de los profesionales exenta totalmente de IRPF, siempre que la capacitación esté relacionada con su puesto de trabajo. Además, es el único plan de beneficios formativos que intermedia el pago, por lo que la empresa no ha de preocuparse por abonar los costes, sino que los efectúa el beneficiario, lo que reduce notablemente la carga administrativa. Asimismo, su naturaleza digital agiliza las gestiones que han de realizar los empleados, como son los trámites de inscripción o el propio pago, el cual está exento de IRPF.