Cinco claves para gestionar el talento joven

Con la digitalización acelerada de las empresas a raíz de la crisis del Covid-19, las necesidades de los profesionales jóvenes han cambiado, y ahora los gestores de talento tienen que ofrecer mayor flexibilidad y estar preparados para brindar un entorno completamente online. 

Joven Recurso ordenador teletrabajoSi hasta hace un tiempo para las empresas el ‘employer branding’ no consistía en algo prioritario y la rotación de personal siempre era sinónimo inequívoco de problemas en la plantilla, ahora el paradigma ha cambiado.

Los profesionales que forman parte de la generación de los millennials (nacidos entre 1982 y 1994) tienen un mayor compromiso con ellos mismos y también la necesidad de identificarse con los valores de la empresa; motivo por lo que es normal que entre ellos haya más rotación y mayores expectativas de desarrollo.

La mayoría de las empresas hoy en día ya cuenta con un gran número de trabajadores millennials, y en muchas organizaciones son una pieza fundamental. Y es que, contar con este tipo de talento se ha vuelto más importante que nunca por su habilidad innata para adaptarse a nuevos retos y su comodidad en entornos completamente digitales.

Sin embargo, hay que saber muy bien qué necesidades tienen estos profesionales y qué esperan de una organización, ya que los más preparados pasan de ser candidatos en el sentido tradicional de la palabra a convertirse en los que van a elegir la empresa para la que trabajar.

Estas son las cinco claves que desde Factorial -empresa de software y servicios especializada en solucionar los problemas de RRHH de las pymes, con una edad media de 32 años en sus equipos- comparten en lo que a la gestión de este talento se refiere:

  1. Joven Recurso ordenador teletrabajoFeedback transparente: Que la comunicación sea abierta y transparente, preferiblemente a través de herramientas como el “one on one” semanal o, como mínimo, mensual es clave. Este feedback deberá ser constructivo, pero claro.
  2. Flexibilidad y adaptación al entorno online: Los millennials a menudo son nómadas digitales, por lo que es esencial ser flexible, ofrecer tanto teletrabajo como presencialidad, y tener la capacidad de adaptarse a un escenario online y completamente digitalizado, así como a los cambios.
  3. Reconocimiento constante: Acostumbrados a la satisfacción inmediata, los millennials necesitan ver el impacto de sus acciones dentro de la empresa, así como procesos y respuestas rápidas. Asimismo, desde Factorial recomiendan que las encuestas de satisfacción se realicen con más frecuencia, y también señalan que estos profesionales siempre apuestan por el merchandising.
  4. Propósito claro: Este perfil de empleado tiene un mayor compromiso con él mismo, y necesita estar en una empresa cuyos valores se alineen con los suyos propios. Además, es más productivo si conoce y cree en la causa.
  5. Formación: El talento joven necesita mucho training, y lo más recomendable para los millennials es el coaching y el mentoring. El autoconocimiento también es importante, así como que entiendan que les queda mucho por aprender y ganar en experiencia, a pesar de lo preparados que estén.