El 62% de las empresas españolas está implementando el teletrabajo

El 61,6% de las compañías de nuestro país ha instaurado el teletrabajo para hacer frente a la crisis del Covid-19, según un informe realizado por Randstad. De ellas, cerca de la mitad (47,5%) lo está aplicando para más del 60% de la plantilla.

Gráfico Randstad

Según el estudio, que ha sido elaborado en base a los datos de 450 compañías de todo el país,  otro 41,6% de las empresas consultadas está apostando por la aplicación de ERTE, ya sea como reducción de jornada o suspensión temporal de contratos, mientras que el 20,7% de los responsables de RRHH ha optado por decretar vacaciones para la plantilla. Además, esta crisis ha obligado al 24,1% de las empresas a paralizar los procesos de contratación previstos.

En cuanto a los principales desafíos que los responsables de RRHH tienen que afrontar estos días destacan los de mantener el clima de trabajo adecuado (57,2%), asegurar el rendimiento de los empleados (43,9%) y organizar el teletrabajo (39,5%). Cuando la empresa ha tenido que reducir la actividad, estos profesionales tienen como principal reto el de gestionar un ERTE (42,3%).

Gráfico Randstad
Fuente: Randstad

Además, cerca del 43% de las empresas españolas afirma estar logrando mantener su actividad o producción durante esta crisis del Covid-19, gracias a las mencionadas medidas de reestructuración organizativa como el teletrabajo. Otro 25,5% de las empresas ha optado por la paralización total -aunque temporal- de la actividad, mientras que el 22,3% ha apostado por llevar a cabo una reducción de la actividad, que en su mayoría (56%), ha sido inferior al 60%. Otro escenario menos frecuente es el de las empresas que han tenido que tomar medidas para afrontar un aumento significativo de la actividad, que se ha dado en un 4,4%. La peor alternativa, la del cierre definitivo, ha sido tomada por apenas un 1,2% de las compañías.

Por último, Randstad también ha querido saber el volumen de afectados por coronavirus en las empresas. El 14,7% de las compañías han tenido algún caso, no suponiendo ningún tipo de impacto negativo en el 75,8%.

El estudio también destaca que el principal desafío que tienen los directivos españoles es continuar con la normalidad en esta situación tan atípica. Así, sus retos más importantes ahora mismo son mantener su empresa operativa (53,1%), continuar la relación con clientes y proveedores (52%), y asegurar los procesos y la productividad (37%). Como desafíos menos prioritarios se encuentran los de garantizar los suministros (22,1%), aumentar la seguridad digital (11%) y afrontar un posible aumento de la actividad (4,6).