El 47% de las empresas españolas priorizan estrategias de bienestar

El estrés en el trabajo, ya esté o no relacionado con la actividad laboral, está directamente correlacionado con el absentismo, la rotación de personal, el despilfarro financiero y un mal servicio al cliente. Por tanto, para garantizar la productividad y la retención del talento es fundamental adoptar medidas de reducción de estrés en el trabajo. El 47% de las empresas españolas están ya priorizando estrategias de bienestar. 

Estrés laboral Great Work to Place En el mundo en que vivimos el estrés laboral está a la orden del día, con considerables efectos negativos tanto para la organización como para quienes trabajan en ella. En el nuevo contexto global, todos experimentamos situaciones estresantes (ya sea el trabajo, relaciones personales, el dinero o la salud) y sus negativas consecuencias para nuestra vida.

En este escenario, la consultora Great Place To Work® publica el estudio “Estrés y Bienestar en el Trabajo: una perspectiva europea”, en el que preguntó a más de 900 organizaciones pertenecientes a 13 países europeos, y varios sectores sobre sus prácticas de bienestar y planes de reducción del estrés actuales. La muestra incluye a Austria, Dinamarca, Francia, Grecia, Alemania, Italia, Noruega, Países Bajos, Suecia, España, Suiza, Turquía y Reino Unido.

Los resultados revelan que el 47% considera que el estrés es un problema de primera importancia en la organización, mientras que el 65% de los ejecutivos afirmaron que la salud y el bienestar son una prioridad estratégica. Los niveles más altos de estrés son los de Suiza (72%), Austria (68%), Grecia (58%) y Alemania (58%), mientras que los países donde más se prioriza la salud y el bienestar son Francia (84%), Suecia (82%) y los Países Bajos (72%).

Desde un punto de vista más general, para la estrategia europea de 2020, la salud y el bienestar constituyeron el principal factor de crecimiento, competitividad y desarrollo sostenible. Una mayor implicación e intensificación de los esfuerzos en torno a esta cuestión puede poner el bienestar al alcance de todos, tanto desde el ámbito estatal como desde el sector privado.

Las prácticas de fomento del bienestar son un mecanismo en el que confían las empresas para reducir los niveles de estrés laboral. En este contexto, se preguntó a profesionales de RRHH si la salud y el bienestar eran una prioridad estratégica para su organización. En general, el 65 % de la dirección estuvo de acuerdo en que el bienestar es una alta prioridad en su lista de RRHH. El 47% de las empresas españolas están priorizando estrategias de bienestar, frente a Francia, donde para el 84% de los directores de RRHH, el bienestar es un asunto crucial en el que centrarse. De media, el 49% de los profesionales de RRHH europeos creen que el estrés de los ejecutivos es un problema clave en su organización. Aunque cerca de la mitad afirmaron que el estrés era una prioridad, solo el 26% había adoptado sistemas para determinar los niveles de estrés.

Motivos de estrés laboral para los ejecutivos europeos

El 54 % de los ejecutivos suelen trabajar muchas más horas que las establecidas por contrato. La cultura de trabajar muchas horas es más común en organizaciones de grandes a muy grandes que en las pymes. Hacer horas de más es una práctica constante entre los ejecutivos. Volviendo a los 13 países de esta encuesta, sus resultados en el estudio anual sobre horas de trabajo en Europa de Eurostat apuntan a un horario laboral tradicional similar para todos ellos. En los dos últimos años, la media europea continúa siendo de 40,4 horas de trabajo semanales. Turquía se sitúa a la cabeza con 48,5 horas, mientras que en el otro extremo encontramos a Dinamarca, con solo 37,8 horas.

Más de la mitad de los directores de RRHH encuestados (51%) estuvieron de acuerdo en que una presión excesiva afectaba a la salud mental de los miembros de la alta Dirección. El estrés de los ejecutivos derivado de las expectativas en torno a los resultados u objetivos es particularmente prevalente en el sector sanitario (64%), servicios industriales (63%) y fabricación (59%).

Control del estrés y disponibilidad del apoyo en Europa

De media, el 52 % de los profesionales de RRHH de Europa indicaron que sus organizaciones cuentan con mecanismos activos de apoyo para ejecutivos con estrés, pero solo el 24 % afirman contar con mecanismos para medir los niveles de estrés. Entre los países con niveles más altos de apoyo para ejecutivos con estrés, se encuentra Suecia, con un 75%, seguido de Austria (64%) y Dinamarca (59%). Frente a los países con niveles más bajos de apoyo para ejecutivos con estrés, se encuentra Turquía, con un 42%, seguido de España (32%) y Grecia (31%).

¿Es el bienestar una prioridad en Europa?

En el estudio se analiza si los ejecutivos consideran una prioridad las prácticas de salud y bienestar a la hora de combatir el estrés, dentro de aquellas organizaciones en que se ha revelado como un asunto clave. Países como Francia (84%), Suecia (82%) y los Países Bajos (72%) conceden una importancia considerable a la salud y el bienestar, e incluso estando por debajo del 50% consideran el estrés como un asunto clave en la organización.