¿Y si el desempleo no fuera ‘el problema’? Por Silvia Leal

Silvia Leal Se habla mucho sobre el desempleo que tenemos en el país y, de hecho, como muestran las cifras del CIS, es la mayor preocupación para los ciudadanos españoles. Pero ¿qué pensarías si te dijera que quizás el paro no sea nuestro gran problema? ¿Y si no lo estuviéramos entendiendo bien…?

Hace tan sólo unas semanas, numerosos medios de comunicación publicaban, de nuevo, la noticia:

“España se mantiene como el país con mayor tasa de desempleo de la Unión Europea” (ABC, 10.01.2022).

“España sigue siendo el país de la UE con más paro y duplica la media europea” (El Mundo, 10.01.2022).

En concreto, cerrábamos el año con un 14,1% de desempleo, un dato muy elevado frente al porcentaje de la eurozona, ubicado en un 7,2%. Unos titulares que, sin embargo, llegaban también con “buenas” noticias, porque las estadísticas publicadas mostraban igualmente que era la primera vez que la tasa de desempleo entre los jóvenes bajaba del 30% desde el último trimestre de 2008.

No obstante, a pesar de la pequeña dosis de optimismo que llegaba con este último dato, hay que reconocer que son unas cifras terribles que tienen un impacto que va mucho más allá de nuestra imagen macroeconómica en el mundo. Porque detrás de estos datos lo que encontramos también es un lastre que pesa enormemente sobre la calidad de vida de millones de personas, su ánimo y, por supuesto, su futuro.

Sin embargo, no es el momento de hablar de problemas, sino de soluciones, por lo que quisiera recordar que Einstein siempre solía decir a sus alumnos que, si tuviera una hora para resolver un problema, utilizaría cincuenta y cinco minutos en analizarlo y cinco para encontrar una solución. Por esa razón, quisiera dedicar mis próximas líneas a reflexionar sobre todo esto: ¿y si no estuviéramos entendiendo bien el reto que tenemos encima de la mesa?

Hasta el inicio de la crisis provocada por el Covid-19 los organismos internacionales se mostraban claramente optimistas en sus previsiones sobre la evolución del mercado laboral, como resultado de la expansión de la «revolución robótica». En esta línea, el World Economic Forum, referente mundial en esta materia, apuntaba a la destrucción de 75 millones de empleos para el año 2022, un balance que sería claramente compensado por la generación de 133 millones de puestos de trabajo nuevos.

(…)

(El artículo completo se puede leer EN ESTE ENLACE)

 

Gracias por suscribirse a nuestra NewsLetter

Comprueba tu bandeja de entrada* para confirmar la suscripción a la Newsletter de Factor Humano.

*No olvides revisar tu carpeta de correo no deseado o SPAM.