Brasayleña impulsa diferentes convenios para la inserción de personas desfavorecidas en su plantilla

Con cada nuevo restaurante inaugurado, la cadena Brasayleña, especializada en la gestión de restaurantes al estilo rodizio, incorpora una media de 20 nuevos empleados, de los que entre un 5% y un 10% provienen de algún acuerdo para la inserción de personas desfavorecidas.

BrasayLeña restaurante La cadena de restauración Brasayleña continua su política de RSC incrementando los acuerdos con diversas entidades para facilitar el acceso al mercado laboral de personas con especiales dificultades. Con este objetivo, la compañía ha firmado recientemente un convenio con la Fundación Síndrome de Down de Cataluña (FDS), “gracias al que ya se ha realizado la primera inserción laboral. La compañía espera incrementar esta cifra en breve”, tal como ha afirmado Javier Vilarroig, responsable de Marketing de la compañía.

Estos nuevos empleados se sumarán así a las cuatro incorporaciones realizadas en virtud de un acuerdo con Fundación Ranstad, cuyo fin es la contratación de profesionales con algún tipo de discapacidad.

A lo largo del verano, Brasayleña ha firmado también un acuerdo con la Asociación Norte Joven, con la que ya han comenzado las nuevas contrataciones a incorporar en cualquiera de los 24 restaurantes de la cadena, y con la delegación de Vigo de la Asociación Acción Laboral, que se encuentra en estos momentos en pleno proceso de selección para el nuevo restaurante que la compañía inaugurará próximamente en el Centro Comercial Vialia de esta ciudad.

Además, a lo largo de este verano varios estudiantes de dos Centros de Educación para Personas Adultas (CEPAS) de Madrid, Pan Bendito y Cid Campeador, realizaron sus prácticas laborales en diversos locales de Brasayleña, tanto en las posiciones de atención en sala como en las cocinas.

“La inserción de profesionales con especiales dificultades o en riesgo de exclusión social es el principal proyecto de RSC de Brasayleña”, ha añadido Vilarroig. Con cada nuevo restaurante inaugurado, Brasayleña incorpora una media de 20 nuevos empleados, de los que entre un 5% y un 10% proviene de alguno de estos acuerdos.

En la actualidad, Brasayleña cuenta con 24 restaurantes, y prevé concluir el ejercicio 2021 con 27 operativos -23 de ellos propios y otros cuatro operando en régimen de franquicia-. En conjunto, la compañía cuenta con una plantilla cercana a los 600 empleados.