El 58% de los reclutadores no contrataría a un candidato si viera su habitación desordenada en una videollamada

Casi un tercio de los reclutadores admite no haber contratado a un candidato basándose en algo que ha visto en el fondo durante una videoentrevista, y otro 58% afirma que una habitación desordenada podría costarle el trabajo a alguien, según un estudio de BT Skills for Tomorrow.

Videoentrevista videollamada BT recursoUna encuesta realizada a 500 responsables de selección de personal y a otras 500 personas que han participado en una entrevista de trabajo por vídeo en los últimos 12 meses ha revelado los errores actuales en dichos procesos. Por ejemplo, el hecho de que en el 20% de las llamadas haya aparecido una mascota, o que los entrevistados hayan sido pillados de improviso, con un 13% que se levanta en medio de la llamada y se puede ver que lleva pantalones de chándal o ropa interior. El audio poco estable (25%) también se encuentra entre los problemas más comunes, y uno de cada diez candidatos también admitió haber respondido a una llamada telefónica durante la entrevista.

Algunos reclutadores consideran que los fondos de vídeo son una representación de la ética de trabajo del candidato, ya que más de dos tercios de los entrevistadores (67%) creen que los solicitantes no han reflexionado lo suficiente sobre sus fondos cuando están en una llamada online. Más de la mitad (51%) de los entrevistados cree que las entrevistas por vídeo son más difíciles que las realizadas cara a cara, y el 30% ha colocado deliberadamente un «objeto de interés» en el plano detrás de ellos, para utilizarlo como tema de conversación.

Dado que cuatro de cada diez candidatos no consiguen un puesto de trabajo a partir de entrevistas virtuales, la gente necesita algún tipo de apoyo para impresionar a los posibles empleadores a través de vídeo. Algunos candidatos ya son proactivos, y un tercio de ellos adapta cuidadosamente sus fondos para crear una impresión más positiva, incluyendo libros, premios y plantas de interior.

La pandemia ha hecho que los candidatos hayan tenido una media de tres entrevistas virtuales durante el confinamiento, la mayoría de las cuales se realizaron por vídeo (56%). Es probable que las entrevistas a distancia sigan siendo parte de la nueva normalidad, ya que el 42% de los entrevistadores quiere seguir haciéndolas de esta forma cuando se levanten las restricciones del Covid-19.