Tres de cada cuatro españoles siempre está conectado al trabajo

El porcentaje de españoles que afirma vivir inmersos en una cultura  “always on” en su trabajo asciende al 74%, un 10% más si lo comparamos con los resultados de comienzos de año, y un 7% por encima de los datos de abril, según el estudio ‘Covid-19 Global Impact’, elaborado por Cigna.  

Burn out Stress RecursoEl hecho de que muchas personas hayan pasado a tener la oficina en casa ha provocado que sea más complicado desconectar del trabajo fuera del horario laboral, y es especialmente palpable cuando concluye la jornada de trabajo (55%) y los fines de semana (44%).

Del mismo modo, según el análisis realizado por la aseguradora de salud y perteneciente a su informe anual ‘360º Wellbeing Survey 2020’, la situación de incertidumbre y los cambios en el entorno laboral han propiciado que el 45% de los españoles en activo reconozca sufrir estrés relacionado con el trabajo. Esto se traduce en un incremento de 9 puntos desde enero (36%) y de 11 respecto a las semanas de confinamiento (34%).

“El estrés es uno de los principales factores de riesgo para la salud física y mental en el siglo XXI. Poniendo en práctica una serie de iniciativas desde los departamentos de RRHH, es posible reducir en gran medida el riesgo de aparición del Síndrome de Burnout en nuestros empleados”, destaca Ana Romeo, directora de Recursos Humanos de Cigna España.

El ‘burnout’ o ‘desgaste profesional’ es un trastorno emocional vinculado al ámbito laboral que aparece como consecuencia de una situación de estrés laboral crónico, fruto de la incapacidad para desconectar del trabajo, lo que repercute negativamente en la salud física y mental. Este síndrome tiene graves consecuencias en el bienestar de los empleados y, en última instancia, en su productividad.

¿Qué están haciendo los departamentos de RRHH para prevenir el ‘burnout’ en sus empleados?

Dado que el origen del ‘burnout’ está, precisamente, en el contexto laboral, prevenirlo desde las organizaciones es algo fundamental para reforzar el compromiso y motivación de los empleados, contribuyendo a evitar el  desarrollo de trastornos de tipo conductual (impulsividad o agresividad), emocional (baja autoestima, depresión, ansiedad o falta de atención) o físico (problemas gastrointestinales, cefaleas, enfermedades cardiovasculares o problemas de sueño), que afecten a su calidad de vida y productividad.

Noche trabajando recurso ordenadorPara alcanzar este objetivo, es muy importante facilitar recursos enfocados al autocontrol emocional, fomentando la comunicación constante entre empresa y empleado para responder en todo momento a sus preocupaciones y necesidades. También es fundamental garantizar un clima laboral óptimo en el que prime un buen ambiente entre los compañeros. En este sentido, el estudio ‘Covid-19 Global Impact’ de Cigna refleja que el 79% de los empleados españoles afirma llevarse bien con sus compañeros, y el 67% tener buena relación con sus supervisores.

Asimismo, aunque en menor medida, los encuestados también reconocen no tener miedo a perder su empleo y contar con cierta estabilidad laboral (62%), disponer de facilidades para conciliar trabajo y familia (61%), y tener una carga de trabajo que pueden asumir sin complicaciones (54%).

Finalmente, a la hora de evitar el desgaste profesional de los empleados, también conviene que los departamentos de RRHH revisen el estilo de liderazgo y la cultura organizacional que caracteriza la gestión de personas de su empresa, y que, a partir de ahí, fomenten la creación de un entorno laboral que promueva el apoyo constante, la cohesión y el compromiso.