La mayoría de las empresas no obligará a sus empleados a vacunarse para volver a la oficina

Siete de cada diez (73%) empleadores en España no harán obligatoria la vacunación del personal para volver a trabajar en la oficina, según Willis Towers Watson. Un 6% de las empresas analizadas sí indica la obligatoriedad de estar vacunados para que sus empleados retomen el trabajo presencial  y un 21% aún no ha tomado la decisión.

Vacuna recurso Según los últimos análisis realizados por Willis Towers Watson, las empresas son más partidarias de motivar al personal para vacunarse que de optar por la imposición. Una de cada cinco (19%) ha llevado a cabo campañas de comunicación para animar a los empleados a recibir la vacuna, mientras que el 16% está planeando realizarlas o lo tiene en consideración. En cualquier caso, la mayor parte de las empresas consultadas (65%) no tiene estas campañas divulgativas como objetivo o no están seguras de que lo vayan a tener.

De las compañías que apuestan por motivar al empleado de cara a la vacunación, algunas van un paso más allá. El  4% está incentivando al personal -con  retribución o tiempo libre adicional- para que se vacune, y otro 6% lo está valorando. No obstante, la inmensa mayoría (90%) no está considerando ofrecer ningún incentivo.

Hacia el modelo de trabajo híbrido

Las empresas consultadas en España esperan que, con el horizonte a dos años vista, el 49% de su  personal trabaje en la oficina al menos el 80% de su tiempo frente al 41% actual y el 85% de hace dos años. Y, también en el plazo de esos dos años, el 39% de los empleados tendrá una combinación híbrida de trabajo en oficina y a distancia frente al 32% actual y el 12% que podía optar a este modelo en 2019.

De cara a 2023, sólo un 13% realizará al menos un 80% de su trabajo en remoto. Un porcentaje que, si bien supone un importante incremento con respecto al 4% que podía hacerlo dos años atrás, también indica un importante descenso sobre el 27% de empleados que,  durante 2020 y 2021, a causa de la pandemia, ya están realizando más de un 80% de su trabajo en remoto.

Siete de cada diez (68%) empleadores en España tienen previsto permitir plenamente la vuelta a la oficina a finales de 2021 para la mayoría del personal que quiera hacerlo. El 57% de las empresas analizadas no sabe cuándo terminarán los protocolos de seguridad en el trabajo, el 26% cree que no habrán cesado hasta a partir del segundo trimestre de 2022 y el 13% adelanta al primer trimestre de 2022 su previsión al respecto.