La Sirena ha contratado a 300 personas desde el inicio del Covid-19

La cadena de tiendas especializadas en alimentos congelados La Sirena ha contratado a más de 300 nuevos empleados durante los meses de marzo y abril. En la actualidad, son ya más de 1.200 personas las que forman parte de la cadena.

Fachada La Sirena La continuidad de su plan de aperturas, junto con la necesidad de reforzar las plantillas para asegurar el correcto funcionamiento de sus más de 250 tiendas, a pesar de la crisis sanitaria y el cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene mantenidas, ha llevado a La Sirena a ampliar su plantilla ante la necesidad de personal cualificado.

Jorge Benlloch, Director General de la firma, ha señalado: “Nos sentimos orgullosos del gran esfuerzo realizado durante esta crisis sanitaria provocada para mantener al 100% el servicio en todos sus establecimientos. Y aún más que este trabajo nos siga permitiendo crecer y generar empleo. Esto nos demuestra que nuestros clientes quieren seguir confiando en nosotros tal como han hecho a lo largo del confinamiento y que valoran el titánico esfuerzo de nuestros trabajadores y proveedores para garantizar el correcto servicio en toda nuestra red”.

Reconocimiento a los empleados

La Sirena ha reconocido la labor de sus empleados durante la pandemia con diversas medidas retributivas. Hace escasas semanas, la cadena de establecimientos anunció una prima extraordinaria de 200 € para sus 1.000 empleados, que pagó en la nómina del mes de abril.

Además, ha llevado a cabo diferentes acciones como el lanzamiento de la campaña pública de reconocimiento ‘Héroes y Heroínas del Hielo’. También, con el acompañamiento emocional para los empleados y medidas especiales para clientes y proveedores, como la instalación en su almacén central de zonas de duchas y un comedor para los transportistas de largo recorrido.

Por otra parte, La Sirena prosigue su plan de aperturas y expansión por todo el territorio nacional y ha anunciado la apertura de dos nuevas tiendas, una de ellas en el centro de Tarragona ciudad, con una superficie de más de 180 m2, y la otra en la población barcelonesa de Esparraguera, con una superficie de 200 m2. Ambas tiendas han supuesto una inversión de más de 400.000 euros y darán empleo a un total de 7 personas.