RRHH debe asesorar a los trabajadores sobre ciberseguridad

Para frenar la propagación del Covid-19, millones de personas de todo el mundo están trabajando en su casa desde hace varias semanas, lo que abre las puertas a posibles ataques de los hackers y a distintos problemas de ciberseguridad. Por ello, los departamentos de RRHH deben asesorar a sus trabajadores para que puedan trabajar desde sus casas con el mismo nivel de seguridad que en sus oficinas.  

Siemens ciberseguridad

El Covid-19 no sólo representa un riesgo para la salud, sino también una amenaza de ciberseguridad para muchas compañías. Con el fin de reducir el contagio, gran parte de los empleados están teletrabajando y se ven obligados a intercambiar datos sensibles desde sus hogares para evitar que las operaciones comerciales se detengan.  La infraestructura IT en el hogar suele ser menos segura que en la oficina, una vulnerabilidad que los hackers explotan cada vez más.

Esta situación está haciendo que el papel de los empleados como guardianes de la ciberseguridad sea ahora más importante. Por eso, es fundamental que los departamentos de RRHH ofrezcan a sus trabajadores una serie de consejos, que van desde apagar dispositivos controlados por voz y cubrir cámaras web hasta no mezclar los dispositivos de uso empresarial y personal.

La multinacional Siemens, junto a otras 16 empresas internacionales que forman parte de la iniciativa Charter of Trust (CoT), ha desarrollado ocho consejos para impulsar la ciberseguridad y ayudar a evitar estos ciberataques:

  1. Llevar a casa únicamente los dispositivos y la información que sean absolutamente necesarios.
  2. Proteger las redes domésticas y comunicarse a través de conexiones seguras.
  3. Mantener el software actualizado en todos los dispositivos.
  4. Apagar los dispositivos inteligentes controlados por voz en el lugar de trabajo y cubrir la cámara web cuando no se esté usando.
  5. No mezclar los dispositivos de uso personal y empresarial.
  6. Identificar proactivamente a todos los participantes en las reuniones online.
  7. Cerrar la sesión cuando se deje de usar los dispositivos y guardarlos de forma segura.
  8. Prestar atención a los correos electrónicos o archivos adjuntos sospechosos, especialmente si no se conoce al remitente.