Reducir la desigualdad de género desde RRHH es posible

Las desigualdades entre hombres y mujeres imperan en el ámbito laboral desde siempre. Por ello, es necesario que las compañías tomen medidas para eliminarlas. Sodexo Beneficios e Incentivos ha elaborado una guía para impulsar la diversidad e igualdad de género desde RR. HH.

Sodexo desigualdad diversidad

Reducir la desigualdad de género en el trabajo es cosa de todos. Algunas de las principales prácticas que se pueden llevar a cabo en la empresa son:

  • Dejar de asociar los trabajos no remunerados o pobremente remunerados —sobre todo, los relacionados con el ámbito de los cuidados— con las mujeres.
  • Promover la conciliación: si los empleados pueden conciliar bien su vida laboral con la personal, muchas mujeres no se verían ante el dilema de trabajar o quedarse en casa. Esto está muy relacionado con dar una mayor flexibilidad laboral para que el empleado pueda adaptar su jornada a sus necesidades.
  • El proceso de igualdad en el trabajo debe trasladarse asimismo a las entrevistas de contratación. Las ofertas de trabajo deben ser claras y los entrevistadores deben ser completamente neutrales en lo que respecta al género del entrevistado. Así, el proceso de contratación será más igualitario y las cuestiones de género no influirán en el acceso a un determinado empleo.
  • El diseño del ambiente de trabajo también es esencial. Muchas veces las empresas no le dan importancia a este aspecto, pero la creación de un entorno laboral que sea respetuoso con el género de los empleados es vital.
  • La igualdad debe empezar por los propios líderes de las empresas. Ellos son, como responsables, los primeros que deben dar ejemplo a sus empleados con comportamientos educados y respetuosos con la diversidad de la empresa.
  • Finalmente, las empresas deben medir el impacto de las medidas que hayan implementado para favorecer la igualdad de género. Si no se llevan a cabo estudios que aporten información sobre el efecto de las medidas, la dirección de la empresa no podrá saber si estas funcionan o no.

 

Otro de los problemas más acuciantes en lo relativo a la desigualdad de género en el trabajo es la diferencia de oportunidades entre hombres y mujeres.

  • Todavía se sigue percibiendo a la mujer como la encargada de gestionar el ámbito familiar. Debe fomentarse la conciliación laboral para que las mujeres tengan las mismas oportunidades en el mercado laboral que los hombres.
  • La equidad en las entrevistas de trabajo es importante también, ya que el género no debe ser un impedimento a la hora de ser contratado por una empresa.
  • En España, solo un 31 % de las mujeres accede a los cargos directivos: es el llamado “techo de cristal”. Por ello, las empresas deben trazar un plan para posibilitar el acceso de las mujeres a los puestos de dirección.

 

Si quieres consultar la guía completa de Sodexo Beneficios e Incentivos, lo puedes hacer aquí.