Planificar las vacaciones en la nueva realidad puede ser un gran reto

Profesionales que disponen de menos días de vacaciones al haberlos disfrutado durante el estado de alarma o al haber estado en situación de ERTE, gestión del Permiso Retribuible Recuperable… Son muchas las casuísticas que harán todavía más compleja la tarea de gestionar las vacaciones en las empresas este año.

Woffu Recurso TeletrabajoEstudiar las necesidades organizativas de cada departamento, cuadrar fechas con los miembros del equipo… El 85% de las empresas reconocen que el momento de planificar las vacaciones de los empleados se convierte en una ardua y conflictiva tarea.

En el contexto actual, este proceso está siendo mucho más complicado. Es muy probable que los profesionales tengan que coger sus vacaciones en momentos distintos. Algunos tendrán menos vacaciones porque habrán estado en situación de ERTE y se necesitará calcular de manera transparente y precisa sus días disponibles. Otros habrán contado con el Permiso Retribuible Recuperable y estarán recuperando sus horas de manera coordinada hasta diciembre.

Las distintas casuísticas pueden hacer todavía más compleja la tarea de gestionar las vacaciones si las empresas no cuentan con las herramientas correspondientes. Woffu, startup especializada en la optimización de la gestión del tiempo de los empleados, señala algunas claves de cómo hacerlo:

  1. Estudiar las necesidades organizativas: A la hora de planificar las vacaciones de los empleados, lo primero que se debe realizar es un estudio de cuáles son las necesidades de organización de cada departamento. Habrá departamentos que, por el tipo de cometido que tienen, sólo necesiten de una persona para atenderlo. Otros no. Por esto, es clave contar con una planificación muy pormenorizada del trabajo a desempeñar.
  2. Control de horas y permisos: Debido a la situación actual, tras el estado de alarma e inmersos en plena desescalada, serán muchos los empleados que habrán tenido que disfrutar ya de días de vacaciones, o que dispongan de menos por diversas causas, como el hecho de haber estado en un ERTE. Y, sin embargo, bien por necesidades organizativas o por temas de conciliación laboral es necesario que los empleados disfruten de más días de vacaciones, y esto se suele realizar a cuenta de horas extra. En cualquier caso, es totalmente necesario llevar un control exhaustivo con el fin de hacer una óptima planificación de las vacaciones y tener control sobre la gestión del tiempo.
  3. Es tiempo de digitalizar la gestión de las vacaciones: tal como destaca Woffu, una de las claves en el momento actual para gestionar las vacaciones de forma efectiva es la digitalización. Una adecuada herramienta que ayude a agilizar y controlar esta tarea podrá evitar un intercambio infinito de correos electrónicos y un sinfín de modificaciones que conducen de manera inevitable a incidencias y a una pérdida de tiempo y recursos muy valiosos. Gracias a la digitalización de este tipo de tareas se puede optimizar el proceso, brindar una mayor transparencia a empleados y responsables, y tener informes automáticos sobre los días disfrutados y los pendientes de disfrutar. A través de las herramientas digitales se pueden solicitar vacaciones en apenas tres clics y obtener la aprobación directamente del responsable, lo que permite ahorrar hasta el 85% del tiempo dedicado a la gestión de ausencia y presencia, con su consecuente ahorro de costes, para dedicarlo a tareas de valor.