Cómo garantizar la seguridad y mejorar el rendimiento en remoto

Ante las medidas decretadas por el Gobierno para contener la propagación del virus covid-19, muchas empresas se han adaptado en tiempo récord al teletrabajo para seguir desarrollando su actividad. Frente a este desafío, TÜV SÜD, proveedor de soluciones de calidad, seguridad y sostenibilidad, proporciona una serie de recomendaciones para garantizar la seguridad y mantener la salud de los empleados que trabajan en remoto.

SUV TUV Teletrabajo remoto

Si bien es cierto que la normativa acerca del teletrabajo en España queda recogida tan sólo como una metodología laboral tanto en el Estatuto de los Trabajadores como en algunos convenios colectivos -sin detallar directrices ni procedimientos específicos-, los trabajadores a distancia gozan de los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo.

Procedimientos y registros para probar la producción del trabajo en remoto

Desde TÜV SÜD se recomienda implementar una serie de procedimientos de trabajo, seguimiento y registro que documente y pruebe la producción del teletrabajo en formato telemático. También es importante disponer de calendarios de reuniones periódicas de seguimiento del trabajo en remoto.

Respetar el código ético y habilitar canales de denuncia

Establecer e implementar un Sistema de Gestión de Compliance en el que se contemple un código ético que habilite, entre otros, canales denuncia ante posibles acciones por parte de superiores o responsables que invadan la intimidad personal, intimiden o abusen de su autoridad.

Ciberseguridad y formación ante los riesgos de alejar los equipos del control físico

El teletrabajo obliga a alejar los equipos de un control físico, lo cual aumenta el riesgo derivado de la ciberseguridad. La herramienta de trabajo se ve expuesta a diversos factores, como la conexión a redes inseguras o la introducción de medios externos, como pendrives o tarjetas de memoria no autorizadas, que pueden disponer de un software dañino y perjudicar nuestra herramienta de trabajo.

Por todo ello, se aconseja asegurar la protección y viabilidad de los servidores de trabajo, que además deben estar protegidos mediante un Sistema de Seguridad de la Información (ISO/IEC27001); habilitar puntos de seguridad de conexión mediante VPN´s; realizar formaciones periódicas y adaptadas a cada usuario, con el objetivo de prevenir el uso inadecuado de material informático o ataques de piratería informática.

Además, es imprescindible mantener actualizadas todas las aplicaciones informáticas. De esta manera, se reducen fallos de los programas, se limitan las brechas de seguridad, y se mejora la conectividad y la seguridad del sistema.

La protección de datos: siguen las mismas reglas

Por último, en relación a la protección de datos, TÜV SÜD recuerda que no debería implicar ninguna complicación adicional el cambio de emplazamiento, siempre que se hayan establecido las condiciones oportunas previamente. Por ejemplo, que los equipos informáticos tengan titularidad de la empresa, tener acceso a servidores y bases de datos a través de contraseñas, y mantener unos procedimientos de trabajo en los que se detalle la metodología a seguir de cara a la protección de datos.