Arancha Torres (Capgemini): ‘Apostamos por soluciones que disminuyan la sobrecarga tecnológica de nuestros empleados’

Factor Humano entrevistó a Arancha Torres, Vicepresidenta de RRHH de Capgeminicon motivo del reportaje publicado en el número 7 de la Revista Factor Humano sobre las políticas de desconexión digital

Arancha Torres - RRHH Capgemini¿Qué riesgos puede conllevar para el empleado la “hiperconectividad” en el trabajo?  ¿Y para la empresa?

La salud y el bienestar de los profesionales de Capgemini es una prioridad constante de la compañía. Es fundamental promover una gestión adecuada en el uso de las tecnologías, reconociendo el derecho a la desconexión digital para garantizar el bienestar de nuestros profesionales. Nuestro objetivo es avanzar hacia una cultura que respete la desconexión, adaptándonos a las necesidades de todos los profesionales y a las de negocio, garantizando los servicios y proyectos que prestamos a nuestros clientes y que permitan un descanso que favorezca la salud física y mental. En Capgemini tenemos muy en cuenta el contexto social en el que trabajamos y tratamos de poner la tecnología al servicio de nuestro bienestar apostando por soluciones que disminuyan la sobrecarga tecnológica en el día a día de nuestros empleados. Consideramos que la tecnología debe mejorar nuestra calidad de vida, por lo que es fundamental que todos nuestros profesionales puedan desconectar y crear hábitos saludables en materia de bienestar digital.

¿Qué beneficios considera que trae consigo para el empleado el hecho de establecer una política de desconexión digital? ¿y para la organización?

Se trata de una política que es beneficiosa para ambas partes, sin duda. Haciendo que sus trabajadores desconecten del trabajo fuera de su jornada laboral, la empresa consigue que estos estén más motivados, más comprometidos con el proyecto u objetivo empresarial, y su rendimiento sea óptimo, en definitiva se gana en eficiencia. Por su parte, los trabajadores ven reducido su nivel de estrés y tensión laboral y sienten que la empresa vela por intimidad, el respeto a la vida familiar y, en definitiva, la calidad de vida y la salud de todos los profesionales.

¿Cuáles son los pasos a seguir a la hora de definir e implantar una política de desconexión digital? 

Lo primero que se debe hacer es un análisis de la situación de la compañía. En Capgemini realizamos encuestas de satisfacción a lo largo del año con objeto de revisar aspectos a mejorar y ver qué estamos haciendo bien. Queremos saber cómo se sienten los trabajadores, preguntarles su grado de satisfacción con las tareas realizadas, o si les permiten conciliar de una forma adecuada. Para nosotros es importante transmitir a nuestros empleados la imagen de una empresa que crea una cultura de liderazgo basada en la responsabilidad y confianza mutua, que fomenta la política de desconexión laboral, motivando a sus trabajadores a controlar sus horas de trabajo, y que limita su acceso a correos o a temas laborales en horas no incluidas en su jornada.

¿Cómo se deben plasmar los acuerdos de desconexión con los empleados?

Con objeto de apoyar las políticas de conciliación, en Capgemini consideramos que el compromiso con la desconexión debe ser claro y debe plasmarse de forma evidente para nuestros profesionales. Por nuestra parte nos comprometemos, a todos los niveles de la organización, a impulsar acciones que fomenten y potencien la desconexión digital en los momentos de descanso y garanticen así el respeto de la duración máxima vigente para la jornada de trabajo de nuestros profesionales. Establecemos acciones y recomendaciones para garantizar el correcto ejercicio del derecho a la desconexión, acciones que, además, revisaremos periódicamente para adaptarnos a las nuevas necesidades que puedan surgir en el futuro y para incorporar nuevas iniciativas que lo favorezcan.

¿Es recomendable establecer medidas concretas dirigidas a los directivos?

Sí lo es. En este contexto, los directivos deben estar contemplados como el resto de trabajadores y, por tanto, verse condicionados a esta política de desconexión digital, también como referencia para el resto de empleados. En Capgemini, nuestra finalidad es promover el ejercicio del derecho a la desconexión, cuyo ámbito de aplicación podrá afectar a todos los profesionales de la compañía, independientemente de su rol, categoría, jornada, zona horaria del proyecto, tipo de contrato y/o realización total o parcial de trabajo desde casa. En nuestro caso, el alto grado de responsabilidad que los directivos tienen no es impedimento para desconectar. Además, siguiendo esta línea, establecemos un entorno de confianza con pautas organizativas que fomenten la política de desconexión digital, y nos preocupamos por el bienestar de todos nuestros empleados.

¿Qué acciones de sensibilización o de formación recomiendan llevar a cabo para una correcta implantación de estas políticas?

Es necesario ofrecer a la plantilla recomendaciones, consejos y sugerencias que puedan aplicar para cumplir con la política de desconexión digital en su tiempo (noches, fines de semana, festividades, vacaciones). En nuestro caso, trabajamos en diferentes acciones de sensibilización, como talleres específicos gestionados por salud laboral (nutrición, salud mental); acciones formativas sobre el uso razonable de herramientas digitales y gestión del tiempo dirigidas a todos los profesionales y en especial, a los mánagers; acciones de comunicación enfocadas a alcanzar objetivos específicos: conseguir recuperar hábitos saludables abandonados, favorecer una mejor conciliación laboral, etc.

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de compaginar esta política con el teletrabajo?

Tras la obligada imposición del teletrabajo con la pandemia, en Capgemini nos hemos dado cuenta de que estamos en un proceso de adaptación continuo. La situación actual dista mucho de la que tuvimos en marzo del 2020 cuando estalló la crisis, en la que podía parecer que el trabajador estaba disponible 24/7, y, por tanto, resultar más difícil finalizar la jornada teniendo el ordenador al lado. En el modelo híbrido que tenemos implantado ahora, con casi un 98% de nuestros profesionales teletrabajando actualmente sin impacto en la calidad de nuestro servicio, ofrecemos al trabajador la flexibilidad necesaria para marcarse los límites de su jornada laboral, evitando así inconvenientes a la hora de separar el tiempo de trabajo del personal. Además, siempre hemos considerado imprescindible garantizar la conexión del empleado con su equipo y con la empresa, fomentando la interacción de los responsables con sus trabajadores, para que los primeros conozcan el estado de las tareas y se pueda establecer así un mejor control de los tiempos. De esta forma, el trabajador gestiona de forma autónoma la organización individual de su trabajo, obteniendo un mayor equilibrio entre la vida personal y profesional, y garantizando su propia desconexión. En Capgemini queremos ser pioneros en materia de teletrabajo, demostrando que se puede garantizar la calidad de nuestros servicios con un modelo flexible que mejore la experiencia de empleado de nuestros profesionales. De esta manera se incrementará su compromiso con la organización, reduciendo la rotación en los proyectos y convirtiéndonos en un empleador de referencia para los profesionales más talentosos, lo que redundará asimismo en un beneficio para nuestros clientes.

¿Qué medidas innovadoras de este tipo podríamos ver en los próximos meses/años?

La flexibilidad laboral, a todos los niveles, será la medida estrella en los próximos meses y años. En Capgemini apostamos por el modelo híbrido, combinando presencialidad y trabajo en remoto, como el modelo operativo del futuro y todo ello bajo una cultura que respete la desconexión digital. Nuestro objetivo es avanzar y trabajar en la adaptación de las necesidades de nuestros profesionales y las del negocio para garantizar un servicio de calidad y, al mismo tiempo, asegurar la salud de todos nuestros profesionales.

 

 

Gracias por suscribirse a nuestra NewsLetter

Comprueba tu bandeja de entrada* para confirmar la suscripción a la Newsletter de Factor Humano.

*No olvides revisar tu carpeta de correo no deseado o SPAM.