El 72% de los españoles cree que las empresas deben revisar la duración de la semana laboral

Uno de los aspectos clave a considerar por las organizaciones en la era post-pandémica es el fin del horario laboral tradicional. El seguimiento de los resultados, no de las horas, surge como la nueva forma más efectiva de medir la productividad.

Adecco Recurso Covid Estudio

Esta es una de las percepciones recogidas en el estudio “Resetting Normal: redefiniendo la nueva era del trabajo”, llevado a cabo por el Grupo Adecco en ocho países en los que opera: Estados Unidos, Alemania, Italia, España, Reino Unido, Francia, Australia y Japón (1.000 encuestados por cada país). Este informe ha permitido al Grupo Adecco ofrecer predicciones sobre cómo será el futuro del mundo laboral y sobre las nuevas oportunidades que surgen a raíz de la crisis del Covid-19.

Antes del Covid-19, la conversación sobre la jornada laboral de 4 días y el fin de las 8 horas diarias o 40 semanales ya estaba sobre la mesa. En Suecia, se experimentó con una jornada de 30 horas semanales y el verano pasado la filial japonesa de Microsoft implementó durante un mes la jornada de 4 días, obteniendo como resultado un incremento de la productividad del 40%.

Las consecuencias de la pandemia hacen factible la implantación de unos horarios flexibles y tanto empresas como empleados son conscientes de las ventajas que puede traer consigo este tipo de reorganización del trabajo. Y muestra de ello son los resultados de este informe, según el cual el 67% de los encuestados a nivel mundial y el 72% de los españoles cree que las empresas deben revisar la duración de la semana laboral y las horas que se espera que trabajen los empleados.

Además, los trabajadores consideran que la estructura de los contratos debe revisarse, alejándose así de las horas para centrarse más en la productividad. A nivel global, el 69% cree que los contratos de los empleados deben centrarse más en satisfacer las necesidades del puesto y menos en la cantidad de horas trabajadas. En España, así lo opina el 75%.

Flexibilidad horaria

La autonomía sobre los horarios de trabajo se triplicó en todos los países durante la pandemia y los empleados no quieren perder esa autonomía que ha supuesto una gran mejora en la conciliación. A nivel global, el 50% de ellos asegura que su equilibrio entre el trabajo y la vida personal ha mejorado como resultado de la pandemia, y poder mantener ese buen equilibrio entre lo personal y lo laboral tras la crisis es lo más importante para los trabajadores en todos los países. Así lo estiman 8 de cada 10 empleados a nivel mundial y el 84% de los españoles (4 puntos porcentuales por encima de la media global).

Los empleados están interesados en conservar una mayor autonomía en cuanto a las horas de trabajo y los horarios que disfrutaron durante la pandemia. Esto ha puesto en duda la relevancia del modelo de contrato basado en las horas de trabajo y, seguramente, dará lugar a nuevos modelos de medición de la productividad de los empleados.

El Grupo Adecco ha preguntado a los empleados de los 8 países antes citados acerca del nivel de flexibilidad en cuanto al horario de trabajo antes y durante el brote de Covid-19. Previamente, el 7% de los empleados establecía completamente su propio horario, mientras que durante la pandemia lo hizo el 22% (+15 puntos porcentuales).

Adecco Recurso Covid EstudioPor países, antes de la pandemia en Alemania y en Japón tenían una mayor flexibilidad para establecer su propio horario laboral, mientras que los empleados de Italia y España seguían el horario marcado por la empresa, algo que hacía el 61% de los españoles. Durante el confinamiento, Alemania y Francia tuvieron una mayor flexibilidad para establecer su propio horario laboral, mientras que en Italia los empleados siguieron con el horario de la empresa. En España, solo el 21% de los encuestados marcó completamente su horario, el 53% tuvo algo de flexibilidad para ajustarlo y el 26% siguió completamente el establecido por su organización.

Después del confinamiento, retener o ganar flexibilidad en el horario de trabajo es una de las cuestiones que más importan en la vida laboral del 75% de los empleados a nivel global y del 81% de los españoles (+6 p.p.).

A medida que la flexibilidad aumente y los empleados adquieran un mayor control sobre los horarios de trabajo, también buscarán una mayor autonomía sobre cómo gestionar el tiempo de trabajo.

El éxito del trabajo flexible ha hecho que su continuación sea una aspiración para la mayoría de los trabajadores. En todo el mundo, 3 de cada 4 piensan que es importante que los empleados mantengan la flexibilidad en cuanto a las horas de trabajo/horario y el 77% quiere implementar más flexibilidad sobre cómo y dónde puede trabajar el personal.

Respecto a las horas trabajadas, antes de la pandemia en Japón eran propensos a trabajar más horas a la semana, mientras que en España el 86% de los encuestados afirmaba trabajar las horas promedio. Solo el 11% hacía más horas. Durante el confinamiento, Japón continúo la tendencia de trabajar más horas semanales, y en España ésta se incrementó 14 puntos porcentuales. De este modo, el 25% de los empleados de nuestro país trabajó más horas de las marcadas en su jornada laboral. Por el contrario, en EE.UU. trabajaron menos horas de las esperadas. Después del brote de Covid-19, los japoneses y los estadounidenses creen que van a trabajar muchas horas, mientras que los franceses y españoles esperan trabajar las horas promedio, así lo reconoce el 83% de los empleados de nuestro país.