Onboarding digital: una buena alternativa en tiempos de pandemia

Dada la situación actual, muchos de los procesos implicados en la adquisición de talento han pasado a desarrollarse en contextos digitales. Por eso, disponer de las herramientas que ayuden a contar con un plan de onboarding digital puede suponer una enorme ventaja, según la firma Talentia Software, editor de soluciones de software para la gestión de RRHH y Finanzas. 

Ordenador Recurso Según un estudio realizado por Headway Executive Research en 2018 a más de 1.000 directivos, un 75% de los empleados en España no guarda un buen recuerdo de sus primeros pasos en sus respectivas empresas.

Además, según Forbes, el 25% de las nuevas incorporaciones salen de la empresa antes de finalizar su primer año, lo que cuesta a las compañías 2 años de su salario.

Estas cifras corroboran la importancia de un onboarding bien hecho, supervisado, monitorizado y durante no menos de 12 meses, con el fin de reducir las disonancias y potenciales desajustes en el proceso de aterrizaje.

Los programas de acogida son válidos para:

  • Dar a conocer las dinámicas internas de la organización.
  • Transmitir y ayudar a interiorizar la filosofía y cultura corporativas.
  • Conocer en profundidad las características del puesto, así como sus funciones y responsabilidades.
  • Ubicar al trabajador/a dentro del organigrama, así como su posición en el departamento y respecto del resto de la plantilla.

 

Es cada vez más frecuente reclutar talento en otros países y recurrir a la figura del freelance. Algo que se incrementará con la implantación generalizada del teletrabajo. Poder facilitar los procesos anteriormente descritos a través de un plan de onboarding digital puede resultar más eficiente, rápido y cómodo. Pero comporta aún más beneficios.

Según el estudio ‘The true cost of a bad hire’, elaborado por Brandon Hall Group, aquellas empresas que cuentan con un sólido proceso de incorporación logran un 82% de fidelización en las nuevas contrataciones y aumentan en más del 70% los niveles de productividad.

No se trata únicamente de diseñar una acogida «amable» para nuevos talentos, sino de crear un ambiente propicio para desarrollar dinámicas positivas para todo el organigrama a largo plazo.

Los componentes de un buen onboarding digital

Contar con una herramienta de software que permita diseñar e implementar un buen onboarding requiere de ciertos elementos mínimos, para considerarse «de éxito». Debe permitir la gestión centralizada de todo el proceso, desde la identificación de necesidades y la planificación de etapas de reclutamiento hasta la gestión de las propuestas y los distintos procesos de selección. Sin olvidar que debe ofrecer también posibilidad de implementar planes específicos para las nuevas incorporaciones y también formación ad hoc –en este caso, con la mirada puesta sobre todo en el inboarding, es decir, de fidelizar y mejorar el desempeño del talento de la empresa–.

Es recomendable, además, que la herramienta elegida para el onboarding digital cuente con IA (Inteligencia Artificial). Esto facilita el tratamiento masivo de datos, para la selección del perfil más apropiado. Además, proporciona al Recruitment Manager indicadores de gran utilidad para la gestión de RRHH a distancia, no solamente en los procesos de onboarding.