El salario medio sigue creciendo, pero a menor ritmo: alcanza los 1.700 € brutos/mes

El salario medio de España continúa la tendencia al alza que inició en la segunda mitad de 2017, según datos de The Adecco Group Institute. En el segundo trimestre de este año ha alcanzado los 1.700 € brutos mensuales, con un incremento interanual del 1,5%. Este aumento, aun siendo significativo, es más moderado que el de los cinco trimestres anteriores.

Adecco Camarero recurso The Adecco Group Institute ha presentado el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo que, semestralmente, profundiza en el grado potencial de satisfacción de un ocupado medio en cada una de las comunidades autónomas españolas, así como en las oportunidades del mercado laboral. En esta entrega se hace balance de los resultados obtenidos durante el segundo trimestre de 2020 y se comparan con los mismos de 2019, en base a la Encuesta de Población Activa (EPA).

Uno de los datos más importantes recogidos en dicho informe es que el salario medio en nuestro país ha alcanzado los 1.700 € brutos mensuales en el segundo trimestre de este año, lo que supone un incremento interanual del 1,5%. Dicho salario supone un nuevo máximo histórico.

Lo mismo ocurre en 9 autonomías: Andalucía, Asturias, Castilla y León, la Comunidad Valenciana, Galicia, la Comunidad de Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja. La Comunidad de Madrid se afianza en la primera posición, con una remuneración media de 2.017 € brutos mensuales (+2,2% interanual). En País Vasco, el salario medio es de 1.994 € brutos por mes (+1,1%). Les sigue Navarra, que, tras lograr un incremento de un 2%, eleva su remuneración media hasta 1.866 €/mes. Cataluña y Asturias conservan el cuarto y quinto puesto, respectivamente. En Cataluña el salario medio se eleva hasta los 1.793 € mensuales (+0,2% interanual). En el caso asturiano, la remuneración promedio es ahora de 1.714 €/mes (+1,9%). Esas son las únicas regiones que tienen un salario medio que supera la media nacional.

En el otro extremo, Extremadura se mantiene en el último lugar (1.384 € mensuales; a pesar de la subida interanual de un 2,3%). La Región de Murcia (1.455 €/mes; +1,4%) y Canarias (1.460 €/mes; 3 centésimas menos que hace un año) permanecen como segunda y tercera por la cola, respectivamente. Galicia es la autonomía que registra el mayor incremento interanual, de un 3,3%, por lo que su salario medio es ahora de 1.568 €.

La comparativa con la Unión Europea

Además, el informe compara el salario medio español con el salario medio ordinario bruto en los 28 países de la Unión Europea en 2019, al no estar actualizados todos los datos del resto de socios europeos de 2020. De promedio, en Europa fue de 2.172 € brutos mensuales, un 22% más alto que la remuneración media española. En términos absolutos, la diferencia es de 478 € mensuales (5.736 € por año).

Adecco Recurso A pesar de la desventaja en comparación con la remuneración media europea, España se sitúa en una situación intermedia: hay 15 países europeos cuyos salarios promedios son inferiores al de España, mientras que los restantes 12 países tienen remuneraciones mayores que la española. Como puede deducirse de los datos anteriores, el salario medio español tiene una situación relativa de clara ventaja en comparación con los países del Este de Europa, pero la situación contraria respecto de los países más avanzados de la UE.

La brecha salarial entre España y Alemania alcanzó en 2019 los 1.174 € mensuales (14.088 € anuales), lo que implica que la remuneración española resultó un 40,9% más baja que la germana. Esta diferencia significa, por ejemplo, que un asalariado medio español necesita trabajar 20 meses para tener un ingreso similar al que tiene un asalariado medio alemán en un año. En cambio, la comparación es más favorable respecto a Italia, aunque aun así la diferencia entre ambas remuneraciones promedio alcanza los 358 € por mes (4.296 € anuales). Esto significa que el salario medio español es un 17,5% inferior al italiano. Para percibir por su trabajo lo mismo que un italiano medio a lo largo de un año, el trabajador español necesita trabajar 14 meses y medio.

Entre ambos casos se coloca la diferencia entre los salarios español y francés. En este caso, la brecha favorable a los galos es de 733 € mensuales (8.796 €/año), por lo que la remuneración media española resulta un 30,2% más baja que la francesa. Para conseguir una remuneración anual igual a la de un asalariado medio francés, un español que perciba el salario medio debería trabajar poco más de 17 meses.