Cuatro de cada diez contratos indefinidos proceden de uno temporal

El 39,4% de los contratos indefinidos que se firmaron durante 2020 procedieron de uno temporal previo, concretamente, cerca de 610.000, según un estudio de Randstad. Este porcentaje no ha dejado de incrementarse desde 2014, lo que demuestra el relevante papel de la temporalidad a la hora de generar contratos indefinidos. 

Recurso Restauración Camarero terrazaRandstad ha publicado su informe “Analisis de la temporalidad en España”, en el que su centro de estudios, Randstad Research, estudia el papel de la contratación temporal en el empleo y desarrollo económico de nuestro país.

Según la firma, los contratos convertidos en indefinidos dan más oportunidades de acceso al empleo estable a los grupos de población sin estudios superiores que los contratos indefinidos iniciales. De hecho, el 79,8% de las conversiones fueron firmadas por trabajadores con estudios no superiores, mientras que, en el caso de los indefinidos iniciales, esta proporción se reduce al 72,8%. Por otro lado, los contratos convertidos a indefinidos proceden en su mayoría de contratos eventuales por circunstancias de la producción (65,4%) y por obra y servicio (25,7%).

Ocho de cada 10 trabajadores españoles son indefinidos o autónomos

El estudio también señala que el empleo en nuestro país es mayoritariamente estable, ya que el 79,3% de los trabajadores son asalariados indefinidos o trabajadores por cuenta propia. En concreto, de los 19,3 millones de ocupados registrados en el último trimestre de 2020, 3,1 millones eran autónomos; 12,2 millones, asalariados, y cuatro millones habían firmado un contrato temporal, el 20,7% del total.

En cuanto a la duración de los contratos, sólo 129.800 fueron inferiores a un mes, el 0,7% del total de ocupados, lo que rompe con el mito de que la mayoría de los contratos temporales tienen una duración muy breve. De hecho, más de dos millones de contratos tienen una duración indeterminada superior al mes.

La tasa de temporalidad en nuestro país, es decir, el porcentaje de asalariados temporales frente al total, es del 24,1%. En los últimos cuatro años, este indicador del mercado laboral no ha descendido del 26%, siendo el porcentaje actual el más bajo desde 2014. En el conjunto de la Unión Europea, la tasa de temporalidad es del 15%, un porcentaje muy inferior al de España. Esto es debido a que nuestro país tiene una estructura económica en la que los sectores con alta estacionalidad tienen un gran peso en el PIB. De hecho, algunas de las actividades más dinámicas de nuestro país son las que mayores tasas de temporalidad registran, como el sector primario (56,5%), la construcción (40,2%), las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (39,9%) y la hostelería (36%).

A la cola de Europa en penetración de las ETT

Mensajería Repartidor Paquete recurso almacénA pesar de los altos ratios de temporalidad de nuestro país, la tasa de penetración de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT), es decir, el porcentaje de trabajadores contratados a través de estas compañías, se encuentra a la cola de Europa. En concreto, este porcentaje es en nuestro país del 0,7%, muy alejada de los países que lideran la clasificación, como Reino Unido (5,1%), Países Bajos (3,3%) o Luxemburgo (3%), e incluso inferior a la media mundial (1,6%).

Este escenario es negativo para España, ya que, según Randstad, en aquellos países con mayor presencia de trabajadores a través de ETT, la contratación temporal es menor y está ajustada a las necesidades productivas, además de garantizar el cumplimiento de la legislación, disminuyendo el fraude en el empleo.

Tres de cada 10 trabajadores públicos es temporal

El informe de Randstad Research también analiza la situación del sector público, donde la tasa de temporalidad, situada en el 30%, es incluso superior a la del sector privado (23,3%), haciéndolo por octavo trimestre consecutivo.

De hecho, la tasa de temporalidad lleva creciendo en el sector público ocho años, desde el primer trimestre de 2013, donde este porcentaje estaba situado en el 19%. En concreto, actualmente hay más de un millón de trabajadores temporales públicos.